EDIFICIOS DE OFICINAS

Clientes: INSTALACIONES DEPORTIVAS

 

La íntima relación entre deporte y naturaleza hace obligada la consideración de los aspectos medioambientales y de eficiencia energética tanto en la concepción del diseño de un Complejo Deportivo como en su explotación.

 

 

En el proyecto resulta imprescindible analizar su orientación y la topografía ya que, de esta manera, se pueden integrar sus construcciones en el entorno y dotar los espacios interiores de iluminación y ventilación natural.

 

 

 

Los máximos consumos energéticos se producen en:

Iluminación:

La existencia de grandes superficies al exterior favorece el aprovechamiento de la luz natural. Se deberá tener en cuenta la dimensión y disposición de aberturas y medios para evitar deslumbramientos así como voladizos que proyecten sombras en verano.

Es necesario el uso de sistemas eficientes de iluminación.

Climatización:

Se puede utilizar la radiación solar tanto directa como para crear un efecto invernadero (atemperar pabellones p.e.). El máximo aprovechamiento del aire exterior (free cooling) en las UTAs así como los recuperadores de entalpía son elementos de consideración obligada.

El calentamiento y climatización de piscinas cubiertas es una de las actividades más críticas. El incremento de 1ºC en la temperatura del vaso puede suponer un gran incremento en los costes energéticos. Igualmente no se deben utilizar métodos de climatización convencionales para el calentamiento de piscinas al aire libre.

 

La existencia de ambientes con niveles de actividad muy diferentes (pabellones, gimnasios, vestuarios, vestibulos) requieren de T ambiente muy diferentes que deben independizarse de forma eficaz. En ambientes con grandes volúmenes los sistemas de calefacción a baja temperatura combinados con suelo radiante resultan muy recomendables a la vez que higiénicos.

Agua Caliente Sanitaria

La temporización de grifos y ajuste de caudales en duchas así como el uso preceptivo de mezcladores termostáticos permite ahorros que pueden llegar hasta un 80º.

Otras posibilidades de ahorro son el uso de intercambiadores para el aprovechamiento del calor residual del agua de desagüe de las duchas así como el aprovechamiento del agua de lluvia a través de captadores en el tejado.

Son tecnologías de aplicación: Bombas de Calor, Cogeneración, Calderas de alta eficiencia, recuperadores de entalpía – Aprovechamiento del aire exterior. Al disponer de grandes superficies el uso de paneles solares para producción de energía tanto térmica como fotovoltaica resulta imperativo.

Como complemento final de manera particular al tratarse de espacios públicos resulta indispensable un buen mantenimiento así como la sensibilización del usuario hacia el consumo responsable.