SERVICIOS

Propuesta General

 

En viviendas los principales consumos energéticos (más de 2/3) son requeridos por la calefacción y ACS; La iluminación representa solo un 5- 6%; el resto se distribuye entre cocina, electrodomésticos y, eventualmente, refrigeración.

Como ya se ha mencionado en otras tipologías de edificios las actuaciones sobre la envolvente térmica – Mejora de aislamientos y cerramientos– resultan muy convenientes como primera medida para la disminución de la demanda de energía.

Las distintas administraciones públicas cuentan con programas de ayuda que incluyen actuaciones de mejora de eficiencia energética.

•  Aporte de ACS con sistemas de captación y acumulación de Energía Solar Térmica (según la zona climática)

•  Uso de calderas de alta eficiencia preferentemente centralizadas en viviendas en bloque.

•  Elementos de regulación con programación horaria / diaria, compensación por temperatura exterior y posibilidades de zonificación (día – noche).

•  Luminarias de bajo consumo.

•  Uso de electrodomésticos de bajo consumo/alta eficiencia

La gran mayoría de estas actuaciones están respaldadas por subvenciones que garantizan el retorno de las inversiones a muy corto plazo.

Por otro lado un factor fundamental es el propio comportamiento del usuario en sus hábitos diarios. También se están realizando numerosas campañas tendentes a la sensibilización energética-ecológica del usuario particular.